jueves, 2 de octubre de 2014

EEUU inyecta cerca de 300 millones en El Salvador para el desarrollo


San Salvador (02-10-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
De fondo, un inmenso lienzo con la pintura del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero, asesinado por escuadrones de la muerte de ultraderecha hace más de 30 años y para quien Roma ya ha iniciado los tramites para convertirlo en santo de la Iglesia Católica. Son los signos del tiempo que vive El Salvador. En la mesa de Casa Presidencial y frente a decenas invitados especiales y de la prensa están sentados antiguos enemigos. Por un lado, representantes de un gobierno izquierdista presidido por el ex comandante insurgente Salvador Sánchez Cerén. Por otro, funcionarios del organismo estadounidense Corporación Reto del Milenio (MCC, en inglés). Ambas partes suscribieron el martes un convenio llamado Fomilenio II, que servirá para el desarrollo de la zona costera de esta nación centroamericana.
La firmas corrieron a cargo del vicepresidente de operaciones de Convenios de la MCC, Kamram M. Khan, y por el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez. Y como testigos estuvieron el presidente Sánchez Cerén, y la embajadora de Estados Unidos en San Salvador, Maricarmen Aponte.
“Nos sentimos muy agradecidos con el gobierno de Estados Unidos por la confianza depositada en el gobierno de El Salvador y en la transparencia y la capacidad de nuestras instituciones”, apuntó Sánchez Cerén, al tiempo que recalcó que la suscripción del documento “es una clara muestra de las buenas relaciones entre ambos países, que nos proponemos seguir fortaleciendo”.
Agregó que este segundo convenio beneficiará directamente a unos 75 municipios de la zona costera con distintas inversiones, pero el impacto positivo alcanzará a todo el país. El llamado Fomilenio I, ejecutado en la zona norte de El Salvador entre 2004 y 2009, tuvo un monto de más de 400 millones de dólares, con los que se construyó la denominada carretera Longitudinal del Norte. El Fomilenio II incluye una donación por 277 millones de dólares de EEUU, a través de la MCC; mientras que El Salvador pone una contrapartida de 88.2 millones de dólares. Habrá mejoras en el terreno de educación, infraestructura y actividades productivas.
Antes de firmar el acuerdo Washington estuvo presionando al Estado salvadoreño para que aprobara leyes relativas al combate del narcotráfico y el lavado de dinero, sobre la política de compras del Estado y la ley de extinción de dominio a los delincuentes, entre otras. En su mayoría estas reformas ya han sido actualizadas.
"Este convenio representa un paso grande y hará una contribución significativa para el desarrollo de El Salvador", dijo por su parte el vicepresidente de la MCC, Kamran Kahn, quien agregó que de acuerdo a sus diagnósticos, El Salvador “ha demostrado un avance tangible y sostenible en la mejora del clima de inversión y la defensa del Estado de Derecho".
Poco antes de la firma de este millonario convenio, representantes opositores y del sector privado local, incluido el actual Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, criticaron duramente el gobierno con descalificaciones de incapaces y de estar dirigiendo al país hacia un Estado fallido. Sin embargo, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Jorge Daboub, aseguró que “definitivamente, nos alegra por los salvadoreños que van a verse beneficiados por este proyecto, este ejercicio ha llevado bastante tiempo y qué bueno que ha llegado a culminarse con la firma del compacto”.
“Más importante que los 277 millones de dólares, es el seguimiento que el Estado y, Estados Unidos como donante, deben darle a la libertad económica y a la democracia, porque eso es lo único que es permanente en el tiempo y debe garantizarle al país salir adelante. Acordémonos qué son 277 millones para cinco años… el gobierno administra cinco mil millones de dólares cada año y no ha cambiado la realidad del país, es decir, que el cambio no vendrá con los recursos: el cambio vendrá porque se dé una vigilancia de la democracia y la libertad económica”, reiteró el representante empresarial.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Gobierno, empresarios e iglesias unidos contra la violencia en El Salvador

San Salvador (29-09-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
En El Salvador, tres personas fueron asesinadas con arma de fuego al filo de este mediodía. Una las víctimas era un policía que estaba de licencia: fue a un cajero automático para sacar parte de su salario y sus victimarios le persiguieron, le dispararon y le robaron el dinero. A diario fallecen entre 10 y 12 personas de esa forma inclemente. Este lunes, el presidente Salvador Sánchez Cerén presentó el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), un espacio integrado por múltiples sectores sociales. Su objetivo es proponer acciones concretas, de toda índole, que contribuyan a frenar y minimizar la violencia y la criminalidad imparable que sufre este pequeña nación.
"Esta iniciativa pretende reforzar la cohesión social, incrementar la confianza entre la ciudadanía para prevenir la violencia e influir de forma positiva en la calidad y competencia de las instituciones para mejorar los sistemas de justicia y la aplicación de la ley", aseguró Sánchez Cerén en su discurso de lanzamiento del CNSCC. El Consejo estará integrado por representantes del sector empresarial, iglesias, municipios —a través de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES)—, partidos políticos, personas con capacidad y experiencia en el tema de seguridad, medios de comunicación, titulares o representantes de distintas carteras del Estado y la Fiscalía General de la República (FGR).
El presidente reconoce que esta realidad no es nueva, sino que se profundiza con el tiempo. "En las últimas décadas nuestra historia ha estado impactada por la violencia. Según estudios realizados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a partir de las cifras proporcionadas por la Policía Nacional Civil (PNC), la tasa de homicidios promedio en la última década es de 56,6 por cada 100.000 habitantes", apuntó el exguerrillero. Pero no es sólo el tema de los homicidios, sino la proliferación de otros graves delitos, como el de la extorsión, que hace perder a los medianos y pequeños empresarios hasta 50 millones de dólares anuales por los pagos de la llamada renta a los pandilleros de las temibles maras.
El PNUD integra, junto a las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), una llamada Secretaría Técnica, que coordinará debates y discusiones para establecer los planes que el gobierno tendrá que ejecutar, así como los que le correspondan a otras instancias del Estado y organizaciones no gubernamentales.
La tasa de homicidios en la última década es de 56,6 por cada 100.000 habitantes
Roberto Valent, del PNUD, explicó que el nuevo organismo es "un mecanismo de asesoría para la coordinación e impulso de la acción colectiva". Su función, continúa, es "resolver la problemática de la inseguridad, la violencia y la criminalidad en el país. Se propone desencadenar energías, activar voluntades, apoyar la identificación y acompañar la coordinación de acciones prioritarias y urgentes, orientadas a remover de forma sostenible y permanente las causas y los efectos de la violencia en las comunidades".
También hay sectores críticos hacia el nuevo proyecto. Carlos Reyes Dheming, excoronel y diputado del partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), advirtió: "Hay que tener cuidado que esto no se use como una herramienta propagandística del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ya que sale en un momento cercano a las elecciones [de diputados y alcaldes, en marzo de 2015]. Tampoco esto debe significar que se le está cediendo al CNSCC la responsabilidad de diseñar políticas de seguridad o se le quiera señalar como culpable si todo sale mal".
Por su parte, el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, en nombre de empresarios, religiosos y profesionales que integran el organismo, dijo que habían decidido "integrar este consejo como una instancia plural, permanente, autónoma e inclusiva de diálogo y concertación. Nuestro propósito es responder al problema de la inseguridad ciudadana y la violencia en el país y al clamor de la población por soluciones urgentes y sostenibles".
Monseñor Rosa Chávez recordó finalmente que El Salvador ha sido un ejemplo para el mundo, por ser capaz de dialogar y encontrar el camino para poner fin a un conflicto armado a través de la firma de los Acuerdos de Paz, en 1992, y que por lo tanto, la sociedad se debe poner de acuerdo para combatir definitivamente la violencia, sus causas y sus consecuencias.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/30/actualidad/1412043144_532654.html

jueves, 25 de septiembre de 2014

El Salvador suma casi 30.000 afectados por el virus chikungunya

San Salvador (24-09-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
La epidemia del Chikungunya ha infectado, desde que se descubrió su presencia en junio pasado, a más de 29.000 salvadoreños aseguró el viceministro de Salud de esta nación centroamericana, Eduardo Espinoza, quien sin embargo aclaró que no se ha registrado ningún fallecido por este virus. Pero la enfermedad corre a gran velocidad. La semana pasada el registro epidemiológico fue de 22.000 infestados.
“Del total de 29.704 con fiebre del chikungunya, 17.860 se reportan en San Salvador, es decir, más del 60%. Le siguen los departamentos o provincias de La Libertad, San Vicente y Sonsonate” agregó el funcionario. Añadió que el Gobierno gastará en el combate del dengue y en el chikungunya un total de 30 millones de dólares.
Espinoza explicó que las zonas más afectadas son de gran concentración habitacional, pero también de mayor concentración del vector, es decir, la mayor concentración de zancudos Aedes Aegyptis, transmisor tanto de la fiebre chikungunya como del dengue. El nombre de la epidemia es tan raro como sonoro, lo cual le ha valido una cumbia que le ha dedicado por un músico popular, Vladimir López, artísticamente conocido como Don Vladi, compositor e intérprete bachatas, salsa, sones y cumbias.
El mosquito o zancudo por el cual se juntan dos epidemias que tiene abarrotados los hospitales nacionales, los del Seguro Social, las clínicas comunales y hasta algunos centros privados. En El Salvador no se han reportado fallecimientos por el virus del chikungunya. En contraste, cuatro han fallecido por dengue. En lo que va de año se han registrado 41.532 sospechosos de dengue. En 2013 murió solo una persona de esta enfermedad.
Espinoza explicó que la tasa de ataque de chikungunya es superior a la del Dengue porque la chikungunya es la primera vez que se da en el país y eso hace que toda la población esté absolutamente susceptible; no hay inmunidad subyacente. “Cualquier persona que tenga contacto con el virus a través del vector, inmediatamente se enferma. Por eso tenemos esta tasa de ataque que es superior al 65%”, añadió el funcionario, un médico que sirvió durante la guerra civil (1980-1992) en las filas guerrilleras.
El Ministerio de Salud (Minsal), según Espinoza, ha tomado en El Salvador las mismas medidas para combatir el chikungunya y el dengue; no hay tratamiento específico, y las vacunas están aún en fase experimental. En la actualidad hay un esfuerzo grande de fumigación y de destrucción de los posibles criaderos de zancudos en las zonas más afectadas, que culminará con una Jornada Nacional Contra el Dengue de cuatro días de duración a mediados de octubre.
El gobierno salvadoreño ha gastado alrededor de 10 millones de dólares en el combate del chikungunya, especialmente en las acciones para la fumigación y destrucción de criaderos de zancudos, así como los costos de consulta en el primer nivel, red hospitalaria y unidades de cuidados intensivos en casos complicados informó el Minsal.
Otros 17 millones de dólares adicionales se han invertido en el dengue. A esto debe sumarse el costo de cada una de las Jornadas Nacionales contra el dengue que es de un millón de dólares, por jornada, por lo que los costos combinados del combate contra el dengue y la también llamada Fiebre Chik, no son inferiores a 30 millones de dólares.
En esta jornada intensiva, el total de viviendas a fumigar solo en el área metropolitana de San Salvador será de 126.088 viviendas a razón de tres ciclos por vivienda es decir, 378.264 fumigaciones-vivienda, a un ritmo de 30.000 viviendas diarias. Para ello se han creado brigadas con sanitarios, activistas de organismos no gubernamentales, soldados y policías.


viernes, 19 de septiembre de 2014

Envían a prisión preventiva al expresidente de El Salvador

San Salvador (19-09-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
El expresidente salvadoreño Francisco Flores, de 54 años de edad y quien gobernó entre 1999 y 2004, está viviendo una pesadilla que quizás nunca imaginó. A partir de este viernes tendrá que dormir en una celda de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil, donde esperará la sentencia de un tribunal que lo procesa por graves actos de corrupción y enfrenta hasta 25 años de prisión si resulta culpable.
Después de una espera de casi 48 horas desde que la Cámara Primera de lo Penal revocara la decisión de un juez de instrucción, Levis Italmir Orellana, de otorgarle cárcel domiciliar, Flores fue trasladado a su nueva morada, totalmente diferente a su cómoda residencia en la exclusiva colonia San Benito, al norte de San Salvador. Analistas y políticos locales consideraron lo ordenado por el sistema judicial como "hecho histórico" y sin precedentes en los últimos 50 años.
Decenas de periodistas, fotógrafos y camarógrafos de la prensa nacional e internacional lograron ver cómo el exmandatario fue sacado de su casa por agentes especiales y con esposas puestas. Sin embargo, Flores caminó pausadamente y con el rosto tranquilo. No pronunció palabras pese a la insistencia de los reporteros.
La Fiscalía General de la República le atribuye tres delitos comprobados, según sus investigaciones: peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia a terceros. “Revisando las leyes, solo por peculado y por enriquecimiento ilícito, el expresidente podría ser condenado, si resulta culpable en el juicio, a entre 15 y 25 años de cárcel”, apuntó el abogado salvadoreño Antonio Hernández.
Organizaciones sociales como la Fundación para el Estudio y la Aplicación del Derecho y la Iniciativa Social para la Democracia, así como políticos adversarios de Flores, que pertenece al derechista partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), están presionando para que el expresidente sea procesado por el delito de lavado de dinero, penas que oscilan entre 5 y 15 años de cárcel. Sin embargo, el fiscal Luis Martínez aseguró que no hay pruebas aún para confirmar dicho delito.
Uno de los fundadores de ARENA, Mario Acosta Oertel, recomendó a este partido derechista que expulsara a Flores de sus filas, “o en el mejor de los casos, que Flores renuncie voluntariamente”. El expresidente actuó en las presidenciales pasadas como asesor principal del candidato perdedor: Norman Quijano, actual alcalde de San Salvador y candidato para el mismo puesto en las elecciones de marzo venidero.
La Cámara Primera de lo Penal decidió revocar el arresto domiciliar, en respuesta al recurso de apelación promovido por la Fiscalía General de la República y las organizaciones querellantes, además, porque consideró que Flores podría evadir la justicia como lo hizo durante cuatro meses antes de que de entregara a las autoridades judiciales el pasado 5 de septiembre.
Flores se convierte así en el primer presidente de la posguerra que pisará una celda por señalamientos de graves delitos de corrupción. Según una Comisión Especial Legislativa, el exmandatario Flores sería responsable del extravío de al menos 70 millones de dólares en donativos y préstamos provenientes de Taiwán, que no habrían llegado a los proyectos a los que estaban destinados, entre ellos la reconstrucción de los desastres ocasionados por los terremotos de enero y febrero de 2001.

 https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=1695723145511064674#editor/target=post;postID=1660009150449493275

jueves, 18 de septiembre de 2014

El expresidente salvadoreño Flores, a prisión a la espera de sentencia

San Salvador (18-09-2014)
Por Juan José Dalton (El País)
La capital salvadoreña amaneció este jueves revuelta: las redes sociales anunciaban la decisión de la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador de suspender el arresto domiciliar del que gozaba el expresidente Francisco Flores, de 54 años, y ponerlo bajo arresto en una dependencia oficial, un hecho que no tiene antecedentes en el último medio siglo. Flores, que gobernó de 1999 a 2001, está procesado por peculado, enriquecimiento ilícito y delitos de corrupción.
Desde horas tempranas de este jueves unidades especiales de la policía redoblaron la vigilancia en los alrededores del domicilio de Flores, ubicado en la exclusiva colonia San Benito, al norte de San Salvador. Decenas de periodistas, camarógrafos y fotógrafos de medios locales e internacionales esperaron vanamente la salida del exmandatario. Sólo fue posible observar la entrada de familiares del acusado y la de sus abogados. El traslado del exmandatario podría ser el viernes, puesto que todas las partes han sido notificadas de la decisión de la Cámara de lo Penal.
El arresto domiciliar había sido declarado por el juzgado Primero de Instrucción, el pasado 5 de septiembre, mientras se realizara el proceso legal en su contra. Sin embargo, tras recursos presentados por la Fiscalía General, la cámara superior revocó la decisión del juez Levis Italmir Orellana y ordenó el traslado de Flores a una celda policial o a un penal del sistema carcelario.
Francisco Flores es acusado de haberse apropiado de millonarios montos de donaciones del gobierno de Taiwán. Según la investigación fiscal, el monto que se le ha detectado hasta el momento es de 15 millones de dólares que eran destinados a cubrir emergencias de los terremotos de enero y febrero de 2001. Estos fondos no ingresaron a las arcas del Estado y habrían hecho un recorrido desde Costa Rica, pasando por Estados Unidos, hasta llegar a Bahamas, donde finalmente se perdieron.
De momento se ha detectado un desvío de 15 millones de dólares donados por Taiwan para paliar los daños de los terremotos de 2001
El parlamento salvadoreño hizo una investigación ad hoc y según el diputado Guillermo Gallegos, Flores se habría apropiado de unos 100 millones de dólares, entre donaciones y préstamos que Taiwán habría dado a El Salvador entre 1999 y 2004.
Un importante grupo de líderes de la sociedad civil, entre ellos Ramón Villalta, director de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD), exigió a la justicia salvadoreña que se investigue el delito de lavado de dinero que habría cometido el exmandatario Flores. Sin embargo, el fiscal general Luis Martínez aseguró en días pasados que tal delito no se ha comprobado, pero no descartó su indagación.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/19/actualidad/1411089534_394890.html

viernes, 5 de septiembre de 2014

Un juez dicta arresto domiciliario al expresidente de El Salvador

San Salvador (05-09-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
Visiblemente más delgado que la última vez que se le vio en enero pasado y con mucha calma, el expresidente salvadoreño Francisco Flores se presentó este viernes a un tribunal especializado de San Salvador, donde fue notificado de la acusación de corrupción por parte de la Fiscalía General. El juez del caso, Levis Italmir Orellana, le dictó arresto domiciliario mientras se realiza la instrucción judicial.
En medio de una trifulca formada por reporteros, fotógrafos y cámaras y con un grupo de Reacción Especial de la policía abriéndole paso, el exmandatario que gobernó entre 1999 y 2004 solo alcanzó a decir: “vine a los tribunales voluntariamente en cumplimiento de la ley”. Flores fue subido de un empujón al vehículo policial para ser llevado a su domicilio en la exclusiva zona de San Benito, al norte de la capital.
En las afueras del tribunal, con pancartas y altoparlantes un grupo de manifestantes de organizaciones civiles y populares coreaban: "¡Flores ladrón de cuello banco! ¡A la cárcel!"
El arresto domiciliario estará vigente mientras evoluciona la fase de instrucción, en la que la parte acusadora puede ampliar sus investigaciones, de acuerdo a lo que explicó brevemente el fiscal Tobías Menjívar.
Flores, quien llevaba más de tres meses prófugo y era requerido por la Interpol, es acusado de peculado, desobediencia y enriquecimiento ilícito. De acuerdo a investigaciones fiscales durante el período que Flores gobernó, habría cometido graves delitos como apropiarse de donaciones que Taiwán hizo a El Salvador para sufragar emergencias ante desastres naturales.
Las denuncias de los delitos las hizo el expresidente Mauricio Funes desde octubre de 2013, pero fue hasta mayo pasado que la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó su captura y persecución internacional a través de la Policía Internacional (Interpol). El expresidente Funes, quien terminó su mandato el 1 de junio del presente año, dio a conocer un reporte de operaciones sospechosas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en el que se vinculaba a Francisco Flores con cheques personales que Taiwán le había otorgado de manera personal. Esos desembolsos sumaban diez millones de dólares.
Investigaciones vigentes realizadas por la Asamblea Legislativa indican que Flores se podría haber apropiado de hasta 100 millones de dólares de donaciones y préstamos de Taiwán. El parlamento salvadoreño estima que el exmandatario, que es miembro prominente del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), habría cometido también el delito de lavado de dinero, pero el fiscal general Luis Martínez ha aclarado que aún no hay pruebas de ese delito.
La decisión del arresto domiciliario de Flores no ha caído en gracia para el Gobierno ni para los sectores sociales. El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, lamentó la decisión del juez Orellana al considerar que Flores estuvo prófugo por varios meses. La abogada querellante, Bertha de León, de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), criticó duramente la decisión del juez y aseveró que la apelarán para que el expresidente vaya a presidio por la gravedad de sus delitos.
El dirigente del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Ernesto Muyshondt, exigió que se lleve adelante un debido proceso judicial y que el caso deje de ser "politizado". Analistas de derecha están convencidos de que la izquierda, en este caso el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) tomaron el caso Flores para usarlo en la campaña electoral en la que triunfó el actual presidente, el exjefe guerrillero Salvador Sánchez Cerén.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/06/actualidad/1409957427_928457.html

El cura español detenido en El Salvador por nexos con las maras sale de la cárcel

San Salvador (04-09-2014) 
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
El sacerdote español detenido en El Salvador por introducir objetos prohibidos para las maras en una cárcel de El Salvador fue condenado este jueves a dos años y medio de prisión después de que se confesara culpable del delito. Al haber sido sentenciado a menos de tres años, Antonio Rodríguez, conocido como el padre Toño, podrá cumplir su pena en libertad condicional. 
La justicia consideró que mantenía relación con Carlos Mujica o Viejo Lin, uno de los jefes de la mara Barrio 18, una de las más fuertes y criminales de El Salvador. El padre Toño, según la fiscalía antimafia, facilitó a los mareros teléfonos móviles. En la audiencia de este jueves el sacerdote confesó el delito, por lo que el juez consideró que había colaborado y le disminuyó la sanción a dos años y medio de libertad vigilada.
Después de escuchar la sentencia que le otorga la libertad condicional, el padre Toño expresó que se había sentido“muy querido a lo largo de los 15 años que lleva trabajando en el país. "En 15 años, todo lo que he hecho ha sido en nombre de la paz y el beneficio común. Hoy soy libre, me siento un hombre justo. Yo no soy el gran problema de la seguridad en el país, hay otros problemas que se deben combatir y no hay que perder el tiempo, como se dice en El Salvador, en babosadas, y empecemos a utilizar el músculo de la cabeza para trabajar en pro de la paz", dijo.
El juez estableció que el cura Rodríguez no podrá ingresar a centros penales ni a calabozos policiales
Continuó a la salida de la audiencia judicial: "Me siento un hombre inocente. Voy a descansar dos años como me lo ha pedido el juez y voy a dedicarme a pensar, a viajar, a leer muchos libros y dedicarme unos años a mi familia, porque llevo 15 años trabajando en el país y se me ha creado un desgaste físico y psíquico”.
El juez estableció que el cura Rodríguez no podrá ingresar a centros penales ni a calabozos policiales en El Salvador. Además, tiene prohibido relacionarse con personas pertenecientes a maras o pandillas. No obstante, el juez también determinó que el padre podrá gozar de libertad migratoria, es decir, puede viajar sin restricciones.
Medio centenar de personas se congregaron en las afueras del juzgado especializado de Instrucción de la ciudad de Santa Ana para apoyar al sacerdote. Los manifestantes pasaron bajo el sol todo el tiempo que duró la audiencia. Rezaron y cantaron alabanzas y gritaron consignas contra el fiscal general Luis Martínez. Cuando Carlos Martín, delegado de la Congregación de la Pasión en El Salvador, anunció que el sacerdote había quedado en libertad, la muchedumbre estalló en júbilo, pero el momento más apoteósico para ellos se vivió cuando el padre Toño abandonó el juzgado a bordo de una patrulla policial. Sus seguidores no pudieron verle de cerca.
El padre Toño reside en El Salvador desde del año 2000; desde entonces es párroco de la Iglesia San Francisco de Mejicanos, en los suburbios de San Salvador. Es director, desde entonces, del Servicio Social Pasionista (SSP) que se encarga de ayudar a la prevención de la violencia y a la reinserción de jóvenes pandilleros. Por eso la fiscalía salvadoreña lo vinculó con las pandillas. Un abogado de la defensa, Nelson Flores, dijo a Efe que regresará a España.  Su familia reside en Daimiel, un pueblo de Castilla-La Mancha.
El Salvador es el cuarto país más peligroso del mundo por sus altas tasas de homicidio, de más de 40 por cada 100.000 habitantes, según las Naciones Unidas (ONU). Oficialmente se reconoce a las pandillas o maras –cuya fundación se registra en la ciudad estadounidense de Los Ángeles en la década de 1980- como la mayor generadora de homicidios, extorsiones y violaciones sexuales.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/04/actualidad/1409866923_570869.html

martes, 19 de agosto de 2014

El Papa abre la vía para beatificar al arzobispo Óscar Arnulfo Romero

San Salvador (19-08-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
El papa Francisco ha abierto la vía para la beatificación del asesinado arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, tras asegurar que no hay impedimentos en su caso y que el proceso está “en un camino normal”.
Romero, principal representante de la llamada teología de la liberación (una interpretación de la fe cristiana desde la perspectiva de los pobres), e incansable en la denuncia de la represión militar, fue asesinado en marzo de 1980 de un balazo, mientras oficiaba misa en la capilla del Hospital La Divina Providencia para enfermos de cáncer. Un francotirador ejecutó una conspiración encabezada por el mayor de inteligencia Roberto D’Aubuisson, que en 1983 fundó el partido de derecha más importante del país, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), en el poder por 20 años. Nadie fue condenado por el crimen.
Se considera que la muerte de Romero, de 63 años, fue la gota que colmó el vaso y dio lugar a la guerra civil (1980-1992), entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Ejército, con el apoyo de Washington.
En una conferencia de prensa al regreso de su viaje por Corea del Sur, el Papa aseguró que Romero era “un hombre de Dios” y que “el proceso estaba en la Congregación para la Doctrina de la Fe, bloqueado por prudencia. Ahora ha pasado a la Congregación para los Santos y está siguiendo el camino normal de un proceso”.
Antes de asumir la presidencia el pasado 1 de junio, el mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, viajó a la Santa Sede para tratar la beatificación de Romero, a quien se conoce como San Romero de América, el defensor de los derechos humanos.
Para ser beatificado es necesario que se le reconozca el martirio o que se le atribuya un milagro. Los mártires pueden alcanzar el primer paso previo a la santidad sin que se les atribuya un milagro. Pero éste sí es necesario para la canonización.
“Lo que me gustaría es que aclarasen cuándo hay un martirio por confesar la fe —odium fidei—, y cuándo por trabajar para el prójimo como ordena Jesús”, aclaró el Pontífice. “Este es un trabajo de los teólogos, porque detrás de él hay una larga lista. Tenemos que seguir el proceso y el Señor tiene que dar una señal. Ahora, los postuladores deben moverse, porque ya no hay impedimentos” indicó.
En El Salvador, las palabras del papa Francisco han sido acogidas con alegría
“Estamos sumamente complacidos”, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, Hugo Martínez, “por el interés y determinación de su Santidad y muy optimistas por el nuevo impulso a esta causa”.
Romero nació el 15 de agosto de 1917 en el municipio de Ciudad Barrios, al oriente de El Salvador. Era el segundo de ocho hermanos. Su padre, Santos Romero, era el telegrafista y empleado de correos. Fue nombrado arzobispo de San Salvador, el 3 de febrero de 1977. A finales de la década de 1970 Romero desde su púlpito denunciaba las graves violaciones a los derechos humanos que cometía el ejército salvadoreño.
Un día antes de ser asesinado, el arzobispo pidió al ejército no continuar con las masacres: “Yo quisiera hacer un llamamiento, de manera especial, a los hombres del ejército. Hermanos, ustedes son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre, debe prevalecer la ley de Dios que dice: No matar. [...] Queremos que el Gobierno tome en serio que de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre. En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios que cese la represión”.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/19/actualidad/1408483365_818743.html

martes, 12 de agosto de 2014

El asesinato de un juez y su esposa remarca la violencia en El Salvador

San Salvador (12/08/2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
En el oriente de El Salvador, donde están ubicados los departamentos o provincias de La Unión, San Miguel, Morazán y Usulután, las altas temperaturas dañaron este año las cosechas de maíz y gran parte de los frijoles, ambos granos básicos en la dieta diaria de la mayoría de los salvadoreños. Encima, la violencia delincuencial alza sus índices en esta zona, donde abundan los asesinatos comunes de las pandillas o maras, pero también los de otro tipo, como el sufrido por el juez Tito Nicolás García, presidente de una de las cámaras de lo penal en la región oriental.
Las autoridades confirmaron este lunes que el juez García no fue asesinado sólo; junto a él fue asesinada su esposa Teresa Navarrete, ambos mayores de 75 años de edad. Según las autoridades, el móvil del crimen es difuso. García fue estrangulado, mientras su cónyuge sufrió múltiples heridas hechas con cuchillos o puñales, de acuerdo a las primeras versiones de los policías y de los familiares que localizaron los cadáveres el domingo pasado.
El presidente Salvador Sánchez Cerén condenó enérgicamente el doble crimen y ordenó una investigación exhaustiva. Anunció que la policía y la fiscalía tenían ya en su poder a varios capturados, posiblemente los asesinos de la pareja, pero no dio más detalles por tratarse de una investigación en curso, que comenzó desde que el sábado se reportó la localización del vehículo abandonado del juez en una zona lejana del lugar de su residencia en la ciudad oriental de San Miguel.
Ataques a transportes públicos y choques entre pandillas y policías dan cuenta de la persistente situación de violencia
Precediendo este cruento suceso, así como el ametrallamiento de un autobús del transporte público de pasajeros, en el que murió una persona y dos fueron heridos, así como un enfrentamiento entre pandilleros y policías, el presidente Sánchez Cerén anunció el despliegue de la llamada Policía Comunitaria en 42 zonas de la capital salvadoreña, con el fin de reconquistar los territorios usurpados por las maras en una labor conjunta entre la autoridad policial y la ciudadanía.
El director general de la policía Mauricio Ramírez Landaverde aclaró que 21.000 agentes, más de una tercera parte del total de efectivos, fueron capacitados en la nueva estrategia de trabajo policial, que ya se ha implementado en países como Nicaragua, Uruguay, Bolivia y Perú.
Con esta acción el gobierno busca recuperar el control de territorios que con el tiempo se ha cedido a la influencia de grupos delincuenciales, especialmente a las pandillas por la falta de la presencia de la autoridad en los territorios.
“Los agentes destacados tendrán que rendirle cuentas a la gente y la misma gente va a poder controlar a los policías”, enfatizó el ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara.
El Salvador es el cuarto país más peligroso del mundo por sus altas tasas de homicidios, mayores de 40 asesinatos por cada 100.000 habitantes, según Naciones Unidas.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/12/actualidad/1407854444_206421.html

jueves, 7 de agosto de 2014

El padre Toño, en prisión por colaborar con las maras en El Salvador

San Salvador (06-08-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
 El sacerdote manchego Antonio Rodríguez Tercero ya no duerme en su habitación que está al lado de la parroquia de San Francisco, en la ciudad de Mejicanos, en el nororiente de la capital salvadoreña, enclavada en una zona de fuerte presencia pandilleril. Hoy el conocido como padre Toño, de 38 años de edad, tiene por morada una celda en la División Central de Investigaciones (DCI) de la policía después que el martes pasado el tribunal especial antimafia B le impusiera prisión provisional y su caso pasara a la etapa de instrucción, por su presunta colaboración con las pandillas o maras.
El padre Toño, también director del Servicio Social Pasionista (SSP), una organización religiosa dedicada a la prevención de la violencia y a la rehabilitación de jóvenes pandilleros, se encuentra en un verdadero aprieto. Luego de dos maratónicas audiencias iniciales de procesos penales, celebradas este lunes y martes, los juzgados antimafias A y B de El Salvador, lo enviaron a la cárcel acusándolo de introducir a prisión objetos ilícitos, como teléfonos y de colaborar con líderes presos de la mara Barrio 18.
Durante la primera audiencia, el sacerdote también fue procesado por asociación ilícita y tráfico de influencias, según especificó la Fiscalía General de la República (FGR). El juzgado especial antimafia consideró que el caso debía pasar a instrucción y decretó libertad provisional al español, que no pudo gozar porque ese mismo día se le inició otro proceso, esta vez por el delito de extorsiones.
El juzgado especializado B ordenó prisión provisional y envió el caso a instrucción para que se ahonden las investigaciones que servirían para una posible condena de varios años de cárcel para el sacerdote español.
Durante las dos largas audiencias también fueron procesados unos 75 presuntos pandilleros, que fueron enviados a distintas cárceles salvadoreñas. Los abogados del padre Toño rechazaron las acusaciones de la fiscalía y las medidas tomadas por el juzgado antimafia. Alegaron irregularidades como la no competencia del tribunal para procesar a Toño y aseguraron que apelarán ante la Cámara contra el Crimen Organizado de San Salvador. La decisión del tribunal de no permitir que la prensa nacional pudiera escuchar los alegatos de la fiscalía también fue muy criticada.
El juzgado antimafia B basó su fallo en cinco llamadas telefónicas interceptadas al líder de la mara Barrio 18, Carlos Mojica Lechuga, conocido como Viejo Lin, en las que supuestamente el padre Toño, hace gestiones en favor de la banda criminal. El religioso y sus abogados desmienten la versión. El sacerdote ha aceptado que ha tenido contactos con las pandillas, pero que lo hace en función de un diálogo para evitar la violencia. La fiscalía alega, no obstante, que los contactos evidencian comisiones de delito, como el ingreso de objetos ilícitos a los penales y abogar por el traslado de reos en cárceles de máxima seguridad a penales más flexibles.
Los acusadores apuntan que las llamadas entre Toño y el Viejo Lin involucran a funcionarios del Gabinete de Seguridad, a quienes el sacerdote habría pedido regular la intensidad de los bloqueadores de señales telefónicas en las cárceles. Todo esto, según las pesquisas, con el fin de que los delincuentes pudieran tener una mejor comunicación con sus cómplices que están en libertad y así seguir delinquiendo.
La captura y el proceso contra el padre Toño se realiza cuando hay un incremento de la violencia pandilleril. Las cifras oficiales indican que durante los dos meses de gestión del presente Gobierno, junio y julio, el promedio de homicidios se ha colocado en 11 diarios, cuando anteriormente, era de nueve.
En el anterior Gobierno de Mauricio Funes (2009-2014) se implementó una cuestionada tregua entre pandillas, que tuvo muchos mediadores, entre ellos el padre Toño. La tregua logró disminuir los homicidios diarios de 15 a 6. En septiembre de 2013 el Gobierno desconoció el proceso de la tregua entre las pandillas y los crímenes comenzaron a ascender, hasta el actual momento. El Salvador es catalogado como el cuarto país más peligroso del mundo, según Naciones Unidas (ONU), por sus tasas de homicidios mayores de 40 por cada 100.000 habitantes.



http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/06/actualidad/1407344527_732328.html

miércoles, 30 de julio de 2014

El cura español de las maras, arrestado en El Salvador

San Salvador (30-07-2014)
Por Juan José Dalton - EL PAÍS
El Salvador ha amanecido impactado por el arresto del sacerdote español Antonio Rodríguez Tercero, de 38 años, párroco de la Iglesia de San Francisco en la capital, San Salvador, y director del Servicio Social Pasionista, dedicado a la prevención de la violencia de las maras, como se conoce a las violentas pandillas centroamericanas. La Fiscalía acusa al Padre Toño de meter “objetos ilícitos” a centros penitenciarios y de tener “relación directa” con el líder de la pandilla Barrio 18.
El sacerdote, que lleva 15 años en El Salvador, es una figura de peso en la mediación de paz con las maras. Su parroquia está en una zona caliente de pandillas y Rodríguez tiene un trato cercano con los mareros, a los que trata de rehabilitar con sus programas de pacificación.
Tras su detención, el padre Toño se encuentra recluido en las instalaciones de la División Central de Investigaciones, a donde llegó la mañana de este miércoles en un vehículo privado y custodiado por agentes vestidos de civil. No iba esposado, pero se le impidió hablar con la prensa.
El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, confirmó su captura pero no dio más detalles sobre este caso. En la noche del martes y en la madrugada de este miércoles han sido detenidas con orden judicial 127 personas, entre ellas funcionarios públicos como policías, fiscales y concejales de alcaldías, así como abogados y líderes pandilleros. Los capturados en esta redada están recluidos en las instalaciones de la División Antinarcóticos, donde decenas de periodistas esperan que sean presentados públicamente.
El abogado del sacerdote, Nelson Flores, ha asegurado que el padre Toño no ha sido capturado como parte de la redada, sino que es “un caso aparte”, aunque esta misma tarde la Fiscalía ha dicho lo contrario: que, en efecto, la detención del sacerdote forma parte del operativo. Flores, por su parte, considera es inocente de cualquier cargo: “El problema en este país es que trabajar con la reinserción de los jóvenes pandilleros es inmediatamente sospechoso de estar vinculado a las pandillas”, explicó el abogado, quien contempla que el arresto pueda tener una “vinculación política”.
Mientras tanto, el director policial, Ramírez Landaverde señaló que la captura de Rodríguez fue el resultado de una investigación de la Fiscalía contra una estructura de pandillas que opera en la zona oriental de El Salvador, vinculada a delitos como homicidios, extorsiones, robos y hurtos. Agregó que en el marco de las investigaciones, la Fiscalía encontró elementos suficientes que vinculaban al sacerdote con la estructura de pandillas y ejecutó la captura.

El sacerdote es originario del pueblo manchego de Daimiel, en España. Llegó a El Salvador en el 2000 inspirado por la figura del arzobispo asesinado Oscar Arnulfo Romero, un mito de la lucha por la pacificación de este país y contra la desigualdad.

“Vine aquí porque quise seguir el camino de Romero y de los padres jesuitas asesinados por soldados en 1989. Siempre quise desarrollar mi trabajo en América Latina. Presioné mucho a mi congregación para que me enviara aquí y lo hicieron”, dijo el Padre Toño a EL PAÍS en una entrevista en abril pasado.
La guerra de las pandillas en El Salvador se ha cobrado unos 85.000 muertos en dos décadas
Toño ha sido un fuerte crítico de los gobiernos de turno por “el fracaso de las políticas públicas implementadas contra las pandillas”, según sus palabras. En El Salvador el pandillerismo es un grave problema. Según fuentes oficiales, la guerra de las pandillas, especialmente el enfrentamiento entre la Mara Salvatrucha y el Barrio 18, se ha cobrado unos 85.000 muertos en dos décadas.
Recientemente el padre Toño en una entrevista televisiva, la última que concedió antes de su captura, criticó duramente al actual gobierno, al señalar que "hay ausencia de políticas públicas para frenar la violencia". También afirmó que "no sólo hay violencia de las pandillas, sino de todas partes: de los empresarios y de funcionarios insensibles".
El sacerdote, en su Servicio Social Pasionista, trabaja con expandilleros, con víctimas de la guerra entre pandillas y con familiares de los que están presos. “El gobierno tiene la responsabilidad de frenar la violencia, pero se necesita el diálogo entre todas las partes”, apuntó Rodríguez, quien considera que en El Salvador hay que invertir al menos 850 millones de dólares en prevención de la violencia, en la reinserción de los pandilleros y en la atención a las víctimas.
El Salvador está catalogado como el cuarto país más violento del mundo, con una tasa de más de 40 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Las autoridades atribuyen a las pandillas el 67% por ciento de los delitos en el país.

 Más información

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/07/30/actualidad/1406748913_025708.html

lunes, 7 de julio de 2014

La violencia y las maras detonan el éxodo masivo de menores a EEUU

San Salvador / Guatemala (07-07-2014)
Por Juan José Dalton / José Elías
El Salvador, Guatemala y Honduras están en el ojo del huracán. La ola de menores migrantes que por miles intentan llegar a Estados Unidos han puesto en un brete a la Administración de Barack Obama, pero también han destapado la demoledora situación de los citados países centroamericanos. Anclados en la pobreza, el fenómeno de la violencia, especialmente fustigado por el látigo de las maras, ha actuado como detonante de este éxodo masivo. Para algunos especialistas se trata de un caso de desplazamiento forzoso por los altos niveles delictivos y la presión de las organizaciones criminales. A ello se suma el intento de conseguir el reagrupamiento familiar. Los casos de Guatemala y El Salvador ilustran la gravedad de esta violencia. En este último país las peticiones de asilo por violencia, ya superan a las de refugiado por conflicto bélico de la época de las guerras civiles. Y en Guatemala, el índice de homicidios ha aumentado un 70% en un año.
SAN SALVADOR
Muchas familias en El Salvador se han visto obligadas a abandonar sus viviendas, de un día para otro, sin planificación. Se trasladan obligatoriamente a otros lugares del territorio y envían a sus hijos al extranjero para poner a salvo sus vidas. No es una confrontación bélica como en la década de los 80 del siglo pasado, en la que el ejército pretendía menguar a las guerrillas izquierdistas; es una guerra imparable entre pandillas o maras, que mantienen asediada a esta nación por casi dos décadas. Es el “desplazamiento forzoso” a causa de la violencia, como lo califica Jeannette Aguilar, experta en temas de violencia.
Antes primaba la pobreza como causa principal de la partida de la población salvadoreña hacia Estados Unidos. “La migración forzosa de niños, adolescentes y jóvenes hacia México y Estados Unidos, en busca de mejores oportunidades, es un fenómeno de larga data, pero en los últimos años, un elemento que ha contribuido a agudizar la migración forzosa de niños y de adolescentes en ruta hacia Estados Unidos ha sido el agravamiento de la violencia”, dice Aguilar
“No se tienen datos concretos, estadísticas duras, sin embargo, se sabe que estas olas de desplazamiento forzado de centroamericanos hacia el país del norte, están fuertemente asociadas a la amenaza, al asedio y en todo caso a los hechos de violencia brutal que están cometiendo los grupos de la delincuencia organizada, especialmente las pandillas en los países”, recalcó la experta, quien dirige una institución que tiene más de 20 años de analizar e investigar la violencia local, el Instituto Universitario de Opinión Pública, de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).
El Salvador, con 6,3 millones de habitantes, según datos oficiales, tiene un Producto Interno Bruto (PIB) aproximadamente 43.000 millones de dólares y un PIB per cápita de casi 3.800 dólares. La pobreza alcanza al 29% de la población. Es el cuarto país más peligroso y violento del mundo, con una tasa creciente de homicidios, mayor de 40 por cada 100.000 habitantes. El promedio actual de homicidios diarios es de 12, con tendencia al aumento.
Se sabe que estas olas de desplazamiento forzado están asociadas a la amenaza y al asedio de los grupos de la delincuencia 
Aguilar considera que los menores de edad y los jóvenes “son los principales blancos de muchos de estos grupos, particularmente pandillas, que a partir del mayor control territorial que tienen en muchas comunidades, han incrementado el asedio y la violencia hacia los jóvenes”. Este grupo social es el que muere en la guerra entre maras, es también el “acosado” para que se incorpore a las pandillas.
“Los padres intentan salvar a sus hijos y pese a que conocen el peligro de las travesías hacia la frontera de Estados Unidos, prefieren correrlo que dejar que las maras los asesinen o los recluten”, aseveró Anita Zelaya, directora del Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Salvador.
La situación ha llegado hasta el punto de que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha reabierto una oficina local que fue cerrada después de finalizada la guerra civil en 1992. “Se sabe que la violencia, las amenazas, el acoso, constituye la segunda causa de solicitudes de asilo de salvadoreños. Este es un fenómeno nuevo, es atípico. Un dato llamativo y alarmante es que el número de solicitudes de asilo de centroamericanos por hechos de violencia ha superado a las solicitudes de asilo por situación bélica, en la época de conflictos armados”, apunta Aguilar.
El Gobierno salvadoreño está tratando con la Administración de Estados Unidos este problema. El objetivo salvadoreño es lograr un tratamiento integral que incluya seguridad, crecimiento económico y cooperación, informa Silvia Ayuso. “Vamos a tomar algunas medidas a corto plazo en tema migratorio. Por ejemplo vamos a lanzas una campaña de sensibilización para contarle a la gente todos los riesgos que significa migrar. También se van a endurecer las medidas contra los traficantes de personas y se va a mejorar los mecanismos de acogida de los retornados”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez.
GUATEMALA
La pobreza extrema, la inseguridad ciudadana y el anhelo de la reunificación familiar son algunas de las causas que obligan a miles de niños guatemaltecos a emigrar ilegalmente hacia Estados Unidos. La pobreza, que castiga con mayor intensidad a los niños indígenas, se traduce en que, a lo largo de 2013, cada dos horas un niño menor de cinco años muriera por causas que pudieron prevenirse, como diarreas y neumonías.
Guatemala es el país centroamericano que menos invierte en la niñez y la adolescencia. Mientras Honduras, Costa Rica y Nicaragua destinan más del 6% del PIB a la infancia, el Estado guatemalteco solo invierte el 3,1%. Esto, en una nación donde el 48% de la población está compuesta por niños y adolescentes.
“El Estado es coautor del exterminio perpetrado desde los sistemas de exclusión y desigualdad (…) cada dos días muere un niño por desnutrición, mientras que una cantidad indeterminada con desnutrición crónica ve afectado negativamente su desarrollo físico y cognitivo de manera permanente”, se lee en el informe Situación de la Niñez Guatemalteca, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG).
Los derechos económicos no están mejor. El informe de los obispos señala que de cada 10 menores que trabajan, seis sufren de maltrato laboral. El 82% de los varones y el 75% de las mujeres no tiene acceso a prestaciones laborales, como el Seguro Social, en este país de 15 millones de habitantes.
Es difícil superar este estado de cosas en un contexto económico que el analista Gustavo Berganza califica como un fracaso. “Lo único que hace nuestro modelo económico es mantener el nivel de pobreza. Desde 2001 la economía ha crecido a un promedio de 3,4%, mientras que el aumento demográfico ha sido del 2,4%. Así no hay la más remota posibilidad de disminuir la pobreza”, afirma Berganza.
Guatemala es el país centroamericano que menos invierte en la niñez y la adolescencia
“Es muy fácil, en un país pequeño como Guatemala, mantener los niveles de inflación controlados y la emisión monetaria dentro de rangos razonables. El problema es la ausencia de un modelo que permita sacar al país de su estancamiento”, añade el analista.
Guatemala no es un país atractivo para la inversión, cuando el trabajador promedio no está calificado, ofrece una mano de obra desnutrida y tiene un sistema educativo de muy mala calidad. Revertir esta realidad se hace cuesta arriba, cuando las tasas impositivas son las más bajas del continente y cualquier asomo de cambio es rechazado, con todo vigor, por los poderes económicos del país.
La falta de rumbo económico se juntó con un clima de inseguridad alarmante. La tasa de homicidios de hombres de edades comprendidas entre los 13 y los 29 años aumentó un 70% en un año (pasó de 29,9 por cada 100.000 habitantes al 42,2 en 2013). En el caso de las muejres el aumento fue similar (del 4,7 a 6,1).
El demoledor informe de los obispos desnuda una lacerante realidad de este país centroamericano. “En 2013”, puntualiza, “se registraron 133 casos de trata de personas. El secuestro, venta, tráfico ilegal y sustracción afecta a quienes, por situaciones puramente económicas, se les adjudica un precio, convirtiéndoles en sujetos vulnerables y objetos de propiedad privada (…) cuyo trabajo es retribuido en formas de servidumbre, esclavitud y venta ilícita de menores”.
El Gobierno se refugia en el argumento de que los niños emigran, y los hacen solos, en un afán de reunirse con sus padres. En cualquier caso, la vulnerabilidad de estas familias hace que las mafias de traficantes de personas logren jugosos negocios.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/07/07/actualidad/1404692571_991930.html

jueves, 3 de julio de 2014

Las masacres contra las maras son atribuidas a luchas entre pandillas

San Salvador (03-07-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
En varios lugares de El Salvador, sobre todo en ciudades de la zona central, como Zacatecoluca o Cojutepeque, aparecieron recientemente volantes con mensajes firmados, supuestamente, por La Sombra Negra, en los que se decía: “Mareros, la hora les va a llegar…”. Estos mismos avisos o similares en sus amenazas fueron escritos en paredes con pintura negra de spray, misma que se usa para grafitis. Luego, en menos de 48 horas, entre lunes y martes, se cometieron dos masacres contra miembros de las maras, como se les conoce a las bandas criminales en este país centroamericano. La reacción inmediata de la prensa y de analistas políticos fue la de plantearse la posible existencia de los llamados grupos de exterminio social contra los pandilleros.
“No podemos especular, tenemos que basarnos en información concreta de las investigaciones y de la inteligencia policial, pero lo que sí podemos confirmar es que ya tenemos evidencia de que algunas de estas acciones en las que mueren dos o más personas, supuestamente pandilleros, son cometidas por los mismos pandilleros vestidos con uniformes parecidos a los de la policía”, explicó el comisionado Howard Augusto Cotto, subdirector general de la Policía Nacional Civil (PNC).
“No descartamos ninguna línea de investigación… Pero lo que hemos encontrado no nos dice que estén actuando estos grupos de exterminio”, recalcó Cotto, algo que también ha dicho el ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara. Aunque lo cierto es que hace más de una década en el oriente de El Salvador, en la ciudad de San Miguel, actuó un grupo de exterminio contra pandillas que se llamó La Sombra Negra y que estaba integrado por agentes policiales al servicio de empresarios que eran extorsionados por los delincuentes.
En la masacre ocurrida el lunes en la madrugada, en el municipio de Santa María Ostuma, en el departamento de La Paz, fueron ametrallados cuatro pandilleros, tres hombres y una mujer, entre ellos Gerardo Giménez, alias El Suicida, a quien la policía identificó como uno de los jefes o palabrero de la pandilla Barrio 18, en la zona central de El Salvador. Testimonios brindados a la policía indicaron que un grupo fuertemente armado y vestido con ropas oscuras, semejantes a las que usa la policía, llegaron al lugar, entraron en la casa donde estaban los presuntos pandilleros y los acribillaron a balazos.
La última masacre ocurrió el martes en el municipio de Jucuarán, departamento oriental de Usulután, donde aparecieron tres jóvenes presuntamente pandilleros de la Mara Salvatrucha asesinados a tiros. Las víctimas fueron sacadas al patio de la vivienda para ser ejecutadas con armas de fuego. Esta fue la masacre número 26 que registra la policía y la fiscalía.
El subdirector de la PNC aclaró que sería apresurado aceptar o descartar la existencia de grupos de exterminio, como los hubo en el pasado, pero “sí hemos encontrado uno o dos casos en el que hubo agentes involucrados en homicidios de una pandilla contra otra. En ese momento fueron detectados, capturados, procesados penalmente y encarcelados”.
El comisionado Cotto aseguró en investigaciones realizadas de homicidios múltiples, han hallado vestimenta oscura a algunos capturados. “Como digo, se trata de uniformes hechizos, que es como se dice en El Salvador a cosas falsas. En pocos casos hemos encontrado uniformes verdaderos de la policía que habían sido reportados como robados”. Según las investigaciones policiales los hallazgos de uniformes falsos ocurrieron tras capturas de pandilleros en mayo pasado, luego de masacres que tuvieron lugar en Tacuba y en Cojutepeque.

La guerra interminable de las maras
Por otra parte, el director general de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, afirmó que durante el primer semestre de 2014 los grupos criminales (en especial las maras) cometieron 120 ataques directos a la policía, en los que murieron seis agentes. El saldo para las pandillas fue de 40 fallecidos, 60 heridos y más de 100 capturados.
También se han dado casos como asesinatos de policías en períodos de vacaciones o licencias, como sucedió con el agente investigador Ever Castro Salamanca, de 39 años de edad y con 18 años de servicios en la PNC. Fue asesinado cuando se dirigía a su trabajo, emboscado por un grupo armado que portaba fusiles M-16, de uso exclusivo del ejército.
Por su parte, el Instituto de Medicina Legal (IML) de El Salvador informó que entre el 1 de enero y el 30 de junio último se cometieron 1.847 homicidios, 785 más que en el mismo período de 2013. El director del instituto, Miguel Fortín, detalló que solo en junio hubo 367 homicidios, para un promedio de delitos de 12,6 por día. Esta misma instancia registró en junio de 2013 un promedio diario de 7,4 asesinatos. La mayoría de los crímenes son cometidos por pandilleros y con armas de fuego.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/07/03/actualidad/1404400484_343734.html

lunes, 30 de junio de 2014

“Las fronteras son los cementerios de los inmigrantes”

Anita Zelaya, presidencta de COFAMIDE
San Salvador (30-06-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
El hijo de Anita Zelaya partió para Estados Unidos el 2 de mayo de 2002. Tenía la esperanza de lograr un trabajo para ayudar a su familia para salir de la pobreza, gracias a las remesas que enviaría. Anita sabe que atravesó Guatemala y llegó a México, y que ahí desapareció… “Nunca más he sabido de él… desde entonces lo busco, todos los días; no he descansado por buscarlo”, dice la acongojada madre. Como ella, hay cientos de personas que buscan a sus familiares desaparecidos en el trayecto de lograr el “sueño americano”, que para muchos se ha convertido en una trágica pesadilla.
Rafael Alberto Rolin Zelaya tenía 22 años cuando se marchó de El Salvador. “Se fue como se va la mayoría de nuestros jóvenes y ahora hasta menores de edad, van indocumentados. Comenzó desde entonces una búsqueda por mis propios medios. Como madre, he luchado por saber qué pasó con mi hijo y no me doy por vencida. He acudido a las entidades de Gobierno, al Ministerio de Relaciones Exteriores, a la Policía Internacional (Interpol), a los albergues y a las diversas organizaciones de la sociedad civil que trabajan a favor de los migrantes”, narra Anita, quien ya ha recorrido la ruta del migrante (desde Guatemala y México, hasta la frontera sur de Estados Unidos), escudriñando rincón tras rincón para saber de su hijo.
Anita Zelaya, otrora una humilde ama de casa de una familia pobre, en la actualidad es una activa personalidad social que encabeza el Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador (Cofamide), fundado en 2006 y que se mantiene con donaciones de organizaciones mexicanas y canadienses. “Tenemos algunos fondos para mantener un local en San Salvador, donde recibimos denuncias de desaparecidos”, explica Zelaya, y agrega que llegaron a tener desde la fundación de la organización “unos 350 casos de desaparecidos. Por nuestro trabajo algunos casos se han resuelto. Algunos, muy pocos, se han localizado vivos; otros, se ha comprobado que fallecieron por las pruebas de ADN”.
“Los hallazgos recientes de cadáveres en fosas comunes en la zona fronteriza de Texas, específicamente en Falfurrias, acarreará visitas a nuestra institución, porque los padres, madres y hermanos de los desaparecidos siempre tienen la esperanza de encontrar a sus parientes. Pero valga decir que las fronteras del sur de México y de Estados Unidos son cementerios de migrantes mexicanos, de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños”, apuntó Anita Zelaya.

“Mi hermano podría estar en una cárcel”

Luis Alberto López es el encargado de búsqueda de Cofamide; es cofundador de la organización con Anita Zelaya. Su hermano Juan Carlos desapareció en 2001, cuando tenía 24 años. “Llevo 13 años buscando a mi hermano. La última vez que supimos de él fue cuando el coyote  –se le dice así a los traficantes de migrantes— nos llamó por teléfono para decirnos que ya Juan Carlos estaba con él. Después no tuvimos más noticias”, cuenta López.
Los coyotes cobran en la actualidad entre 5.000 y 7.000 dólares por llevar a un migrante hasta la frontera de Estados Unidos. Los negocios son redondos, dado que cobran la mitad en El Salvador y la otra mitad en territorio estadounidense. Se cree que de El Salvador salen diariamente unos 500 migrantes, la mitad de ellos menores de edad y adolecentes, según datos oficiales de las autoridades locales.
“Tenemos versiones de lo que ocurrió con mi hermano: que se peleó con el coyote y que este lo dejó abandonado. Me dicen también que es probable que en la lancha que abordaron llevara drogas y entonces podría estar preso en alguna cárcel mexicana, pero es difícil localizarlo porque estaba sin documentos”, explica López, que afirma que en 2013 se logró entrar a algunas cárceles de Tapachula y de Oaxaca, gracias al Movimiento de Madres Centroamericanas, que organizaron una caravana para buscar a sus hijos desaparecidos. “En Oaxaca localizamos a varios salvadoreños que no tenían ninguna comunicación con sus familiares”, añadió. Pero de su hermano no se tiene rastro.
En la actualidad Cofamide maneja 244 casos en los que los familiares han hecho la denuncia y se les han tomado muestras de ADN. Esos casos se confrontan con los muertos que van apareciendo o los ya localizados en cementerios clandestinos o cementerios legales donde son sepultados como desconocidos.
López aclara otra realidad a la que se enfrentan los migrantes indocumentados; muchos mueren en el fuego cruzado de la guerra entre los narcos. “Incluso, son sepultados en las ahora llamadas narcofosas, sin que sean narcos… Existen muchos testimonios de migrantes que nos cuentan que en el trayecto se topan con los narcotraficantes, en ocasiones hay choques armados y muertos, entre ellos migrantes que terminan en narcofosas… Esta es una realidad adicional que sufrimos”, finaliza el encargado de búsqueda.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/30/actualidad/1404098832_838080.html

jueves, 26 de junio de 2014

La violencia de las ‘maras’ asedia al transporte público en El Salvador

San Salvador (26-06-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
El asedio al transporte de pasajeros por parte de las pandillas violentas, conocidas como maras en El Salvador, es una constante casi diaria. El lunes un autobús fue tiroteado en los alrededores de la capital, San Salvador, sin que se produjeran víctimas, mientras que el martes en una zona rural otro autobús fue secuestrado, a los pasajeros los despojaron de sus propiedades y posteriormente el transporte fue incendiado.
El autobús incendiado formaba parte de la ruta 177, que hace su recorrido de la ciudad de Zacatecoluca, departamento central de La Paz, hacia la ciudad de San Vicente, también en la zona central de El Salvador, donde existe fuerte presencia de las pandillas, tanto de la Mara Salvatrucha (MS13), como de la denominada Barrio 18, fundadas en la década de 1980 en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, y traídas a Centroamérica por emigrantes retornados.
Las investigaciones policiales aseveran que un grupo de unos ocho delincuentes se subieron al autobús en la ciudad de Zacatecoluca, amenazaron con un arma de fuego al chofer y lo obligaron a dirigirse a una zona desolada, en un cantón llamado Las Pampas, en los alrededores de la ciudad de Tecoluca. Allí robaron a todos los pasajeros y luego incendiaron el vehículo. Los pasajeros se vieron forzados a caminar hacia sus destinos y dieron parte a la policía, la cual movilizó a sus efectivos sin resultados en capturas.
Los dos nuevos hechos violentos contra el transporte colectivo trajeron a la memoria aquel funesto 20 de junio de 2010, cuando en horas de la noche un grupo de sujetos perteneciente al Barrio 18 interceptó un microbús del transporte colectivo, lo roció con gasolina y lo incendió con los pasajeros dentro. En la acción perpetrada en el municipio de Mejicanos murieron once personas, entre ellos tres menores de edad. Otros 13 pasajeros resultaron con graves quemaduras pero salvaron sus vidas al ser auxiliados por vecinos cuando los mareros huyeron del lugar.
El atroz hecho que conmocionó a la opinión pública nacional e internacional fue atribuido por la policía a la guerra a muerte que mantenían por control de territorios las bandas mareras. Meses más tarde fueron capturados los supuestos autores materiales e intelectuales del horrendo crimen, se les procesó y resultaron con condenas de cárcel de hasta 60 años.
Más de 30 asaltos armados en seis meses
De acuerdo a estadísticas de las empresas del transporte, durante el primer semestre de 2014 este sector ha sufrido 32 ataques directos de los pandilleros, que van desde tiroteos hasta incendio de los autobuses. En este mismo período han sido asesinados 30 empleados del transporte, entre choferes y cobradores. La mayor parte de ataques contra el transporte público se debe a que los dueños de las unidades (autobuses o microbuses) se niegan a pagar las extorsiones, “rentas” o “impuestos” que las maras exigen. Fuentes empresariales indican también que el sector transporte pierde anualmente alrededor de 20 millones de dólares a causa de las extorsiones de las pandillas.
El Salvador es el cuarto país más peligroso del mundo por sus tasas de homicidio, más de 40 por cada 100.000 habitantes. Oficialmente se afirma que las pandillas o maras son las causantes de la mayoría de los delitos graves. Desde 2012 las pandillas principales de esta pequeña nación centroamericana acordaron una tregua para dejar a un lado la guerra en la que se aniquilan sus miembros; tal tregua bajó el número de homicidios de 15 a 5 diarios; sin embargo, en la actualidad los asesinatos han vuelto a escalar hasta 12 diarios, al parecer por desacuerdos entre los líderes que están en las cárceles y los que están en las calles.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/26/actualidad/1403741017_422469.html

martes, 24 de junio de 2014

El Salvador, en pie de guerra para eliminar el virus del chikungunya

 San Salvador (24-06-2014)
Por Juan José Dalton (EL PAÍS)
En El Salvador las desgracias nunca llegan solas y casi siempre apuntan a una misma dirección: los pobres. Como dice de manera figurada el refrán popular: “Al perro más flaco se les pegan las pulgas”. A las noticias de la ola criminal, de la vulnerabilidad ambiental y de la crisis humanitaria de los menores de edad que han sido detenidos en Estados Unidos por cruzar sus fronteras sin acompañantes adultos, ahora se suman las de un extraño virus africano, el chikungunya, que ha atacado a centenares de salvadoreños que mantiene en alerta a esta pequeña nación, así como al resto de Centroamérica y el Caribe.
“A finales de mayo nos comenzaron a reportar casos en el cantón Zapote Abajo, del municipio de Ayutuxtepeque. Y todo nos indica que ahí está el foco de infección del chikungunya”, explicó a EL PAÍS el viceministro de Salud Pública, Julio Robles Ticas, quien agregó que hasta el momento se han contabilizado 1.264 casos de la enfermedad que es muy parecida al dengue, otro de los males que padecen los salvadoreños año tras año. En paralelo, en lo que va de 2014 se han diagnosticado 4.937 casos de dengue clásico y de estos 87 del tipo grave o hemorrágico, el cual puede causar la muerte, según estadísticas del Ministerio de Salud Pública (MINSAL).
“La enfermedad del chikungunya consiste en estados febriles, de entre 39 y 40 grados; dolores musculares, erupciones en la piel y dolores de cabeza, por entre 5 y 7 días. El tratamiento es sencillo: a base de acetaminofén, reposo y tomar muchos líquidos. Es el mismo tratamiento que se ocupa para el dengue. Y lo otro es que el agente transmisor para el dengue y el chikungunya es el mismo: el mosquito Aedes aegypti”, señaló el médico y funcionario Robles Ticas.
No obstante que las autoridades consideran el virus del chikungunya, una enfermedad benigna, la alarma no se ha dejado de implementar. Hay alerta amarilla –de prevención-, decretada por el Sistema de Protección Civil, en ocho municipios en los que se han detectado enfermos; las escuelas han suspendido clases por una semana a partir de este lunes 23 de junio. Los municipios más afectados están en los alrededores de la capital, que son pobres y densamente poblados, con escasos servicios públicos, en especial, agua potable, tratamiento de aguas negras y de tragantes de aguas de lluvia.
“En mi familia somos cinco; mis tres hijos y mi esposo se enfermaron, menos yo”, asegura Arely Huezo, habitante del cantón Zapotal Abajo. Agrega que su familia ha padecido de fiebres altas y dolores musculares, sobre todo en las articulaciones. En la localidad residen más de 300 familias de escasos recursos y con grandes dificultades para obtener agua potable, por lo que almacenan agua en barriles en los cuales con facilidad se reproduce el mosquito Adedes aegypti. En el cantón la comunidad misma se ha organizado con la puesta en funcionamiento de Comités de Salud que atienden a los sospechosos incluso en los patios o jardines de las humildes viviendas. Los cuerpos de socorro o de salvamento, como Cruz Roja, Cruz Verde y otros, prestan colaboración.
“La situación que enfrentamos sólo se puede vencer con la destrucción del mosquito adulto con la fumigación y la destrucción de los criaderos, con la limpieza de los depósitos para almacenar el agua y la utilización de abate para evitar que el insecto deposite sus huevos”, apuntó el viceministro de Salud Pública.
Por su parte, Julio Valdés, director de la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (SE-COMISCA), informó a EL PAÍS que entre el 26 y 27 de junio se reunirán los ministros del ramo en Santo Domingo para promover una “acción regional en salud, para apoyar y fortalecer las actuaciones locales”, para enfrentar la epidemia del Chikungunya, que ya está afectando a poblaciones de República Dominicana, Panamá y El Salvador.
Tanto Robles Ticas como Valdés indican que hay buenos recursos humanos y materiales para vencer las epidemias. “Hay que proteger a las mujeres embarazadas, a los enfermos de Sida, a los menores de edad y a los mayores de 70 años. Y hay que hacer conciencia en todos los habitantes que la guerra contra el mosquito es efectiva: sin mosquito no hay dengue ni chikungunya”, finalizó el viceministro Robles Ticas.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/06/24/actualidad/1403570434_998359.html

viernes, 20 de junio de 2014

El Salvador pide reunificar a padres con sus niños detenidos en Estados Unidos


San Salvador, 20-06-2014
Por Juan José Dalton (El País)
La crisis humanitaria que se ha creado por cientos de menores de edad que están cruzando sin acompañantes la frontera sur de Estados Unidos ha puesto el dedo en la llaga del delicado, imparable e inmenso fenómeno migratorio de mexicanos y centroamericanos en busca del llamado Sueño Americano. Solo de menores salvadoreños se confirma oficialmente la existencia de 379 que están detenidos en centros para migrantes, la mayoría en Texas, y que El Salvador exige “no sean echados, dado que ello no resolverá la problemática”.
En vez de deportar a los menores detenidos, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez propuso este miércoles que los 379 menores se reúnan con sus familias. “Debe procurarse la reunificación familiar como una garantía del bienestar de estos niños y niñas, con apego a los procedimientos que cada país determine según su legislación interna, siempre y cuando se garantice el debido proceso y bajo el espíritu de la Convención de los Derechos del Niño”, aseguró el jefe de la diplomacia salvadoreña.
El alto funcionario aseveró que la red consular salvadoreña en territorio estadounidense está entrevistando a cada menor de edad para poder contactar a los padres y ver la factibilidad de que puedan quedarse en territorio estadounidense.
No es un drama fácil de digerir. Existen casos donde los padres no han sido localizados porque residen y trabajan ilegalmente en Estados Unidos. El ministro no se atrevió a mencionar cuántos de estos menores podrían quedarse con sus padres en suelo americano. Considera que “cada caso es diferente”.
Martínez informó de un mejoramiento de las condiciones de sanidad y de alimentación de los menores salvadoreños por la intervención de su red consultar. Pero las circunstancias son delicadas: Washington ha detectado que en solo un año el cruce de menores sin el acompañamiento de adultos ha crecido en más del 90%, y las tres cuartas partes de ellos proceden de El Salvador, Guatemala y Honduras. De acuerdo con estadísticas de la Embajada de El Salvador en Washington, durante el año fiscal 2013 (de octubre 2012 a septiembre 2013), 6.431 menores salvadoreños cruzaron ilegalmente la frontera de Estados Unidos sin estar acompañados de un adulto o tutor. En lo que va del presente año fiscal, han llegado 2.660 niños salvadoreños indocumentados, sin acompañamiento de adultos.
El fenómeno migratorio de salvadoreños hacia Estados Unidos comenzó en la década de 1980 cuando en El Salvador estalló una guerra civil de 12 años de duración y que concluyó en 1992, tras la muerte de más de 75.000 personas. Entonces se calcula que un millón de salvadoreños emigraron a los estados de Texas y California. Actualmente las colonias salvadoreñas están en Washington, Nueva York, las Carolinas y Florida.
El jefe de la diplomacia salvadoreña aseguró que el presidente Salvador Sánchez Cerén sostendrá una reunión el próximo viernes, en la ciudad de Guatemala, con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, en el que le solicitará apoyo para la implementación de proyectos de cooperación para desincentivar la migración hacia territorio estadounidense. Biden también se reunirá con los presidentes de Honduras y Guatemala, Jorge Ramón Hernández y Otto Pérez Molina, respectivamente, para tratar el tema de la crisis de los menores detenidos en las fronteras de Estados Unidos.
De acuerdo con autoridades estadounidenses, en el año fiscal 2013 que concluyó en septiembre pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) registró unos 24.000 niños de El Salvador, Guatemala y Honduras que cruzaron la frontera sin compañía de adultos y para mayo del presente ejercicio fiscal el número se había duplicado hasta los 47.000.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/19/actualidad/1403199889_242267.html